Regreso de Colón a España

Luego de esta victoria militar, se empezaron a construir varios fuertes que aseguraron el control de las regiones hasta el momento ocupadas, pero la vida en la joven colonia iba de mal en peor; en abril los Reyes ordenan a su repostero Juan Aguado encabezar una expedición a la Española para investigar el comportamiento del Almirante, cada día más desprestigiado entre sus subalternos. El enviado llegó en octubre encontrando una situación desastrosa, la que agravo con el paso de un huracán en esos mismos días.

Colón no soportó por largo tiempo la presión del repostero, decidiendo regresar a España en marzo de 1496. Nombra por gobernador y capitán general a Bartolomé, con Diego de segundo, y deja por alcalde mayor de la Isabela con jurisdicción sobre toda la isla a su escudero Francisco Roldán. A bordo lleva el tesoro de Caonabo, algunos 30 indios y al propio cacique quien murió en la travesía. La ultima orden del Almirante a su hermano es el encargo de la fundación de la villa Nueva Isabela, que resultó siendo de Santo Domingo, al sur de la isla, mejor reguardada de los huracanes, y próxima a las minas de San Cristóbal.