sello taino

Capitulo III – Grupos Agroalfareros

D. 3. Indígenas moldeando vasijas de cerámica. Estilos Salaloide–Barrancoide. Diseño: J. Arvelo. Dibujo: F. Castro D. 3. Indígenas moldeando vasijas de cerámica. Estilos Salaloide–Barrancoide. Diseño: J. Arvelo. Dibujo: F. Castro

A partir del siglo I  D. C., el poblamiento de las Antillas se produjo en diversas etapas, provocando que grupos diferentes se asimilaran unos a otros desarrollando características propias.  Este fue un proceso lento en el que algunos grupos quedaron aislados por bastante tiempo en ciertas regiones hasta que se desplazaron a otras islas o fueron asimilados por nuevos pobladores.

Se piensa que estas oleadas migratorias fueron causadas por constantes enfrentamientos bélicos con otros grupos más agresivos del área amazónica venezolana.

Al llegar a Las Antillas, estos grupos ya poseían dos conocimientos básicos para una vida sedentaria: la agricultura y la cerámica, razón por la que se les ha denominado como “agroalfareros”, estableciendo la clasificación de los mismos en base a sus variados estilos de cerámica.

Debido a la similitud con dos clásicos estilos venezolanos, se ha establecido una especie de “sub-clasificación” para las islas del Caribe.  Los estilos “base” son, a.El Salaloide, proveniente del yacimiento de Saladero, es uno de los más antiguos en Venezuela y presenta una cerámica de estilizados motivos decorativos, pintados en  negro sobre rojo, blanco sobre rojo o negro y blanco sobre rojo.  b.El Barrancoide, del lugar de Barrancas, es una gruesa cerámica de menor calidad, de colores entre el castaño–rojizo y el negro, en la que predominan las incisiones y el punteado, así como decoraciones con animales y pájaros.

Tenemos, pues, que dentro de la tradición Salaloide-Barrancoide, las siguientes culturas habitaron en la isla de Santo Domingo:

III Igneris

Igneris de Estilo Salaloide (s. I–IV D.C.)

Pertenecen al periodo “neo–indio” de las Antillas. Utilizan un dialecto arawaco diferente al posterior dialecto taíno. Poblan mayormente la isla de Trinidad, y se cree que sólo habitaron el este de Santo Domingo, ya que piezas de su cerámica han sido localizadas únicamente en las playas de Caleta, La Romana y en Juan Dolio, San Pedro de Macorís*.  La cerámica Igneri nos resulta peculiar; se encuentra bellamente decorada con abstractos diseños en blanco o negro sobre fondo rojo y a veces anaranjado, que recuerdan los estilos greco–romanos de la antigüedad Europea. Abundan las vasijas acompañadas con las asas en forma de letra D, y se podría afirmar que la alfarería es bastante delicada.


III Ostionoide

Sub–TaInos de Estilo Ostionoide (s. VI–VII D. C.)

De origen también Arawaco, se les considera como una fase del desarrollo cultural que culminó con los taínos; poseían sus principales características y se supone que el mismo dialecto.

Su cerámica se localiza inicialmente en el yacimiento de Punta Ostiones, Puerto Rico, de donde toma el nombre. Algunos autores, consideran que presenta una ligera influencia del estilo Salaloide, conservando las asas en forma de letra D, y el fondo rojo o rosado sobre el cual a veces se trazan bandas de color negro.  Es una cerámica más pobre, de textura gruesa y áspera, siendo abundantes las piezas con rústicas incisiones.  El murciélago es frecuentemente representado en sencillos modelados. La Ostionoide se ubica en Santo Domingo en los sitios de Anadel, Samaná y Macady, Haití.


III MayacArt

Sub–Taínos de Estilo Mellacoide (s. VII–XVI D.C.)

Grupos intermedios entre el Ostionoide y el Taíno clásico o Chicoide. Reciben el nombre del yacimiento de Meillac, al norte de Haití.  Posee influencias del Ostionoide pero se diferencia notablemente del Salaloide.  Sobresalen las incisiones entrecruzadas y el montaje de tiras de barro como elemento decorativo (apliqué).  Esta cerámica se ha relacionado con agricultores que habitaron a orillas de los ríos del valle del Cibao, localizándose muchas piezas en la cuenca septentrional del río Yaque del Norte.


III Chicoide

Taínos de Estilo Chicoide (s. IX–XVI)

Representan la etapa final del desarrollo histórico de la cultura taína. El estilo lleva su nombre por Boca Chica, Distrito Nacional, y se supone que siendo originario de Santo Domingo, de aquí se haya esparcido con variaciones a Puerto Rico, Cuba y las Bahamas. Es una cerámica de características Barrancoides pero un poco más expresiva, es también rica en simbología y abundante en bandas decorativas de motivos geométricos.  Se han localizado piezas de muy diversas formas y tamaños, lo que implica una buena destreza en el modelado.  De la misma manera, son comunes las representaciones mitológicas o religiosas, tanto en las asas como en el cuerpo de las vasijas.

El Chicoide constituye la sumatoria de los estilos anteriores con características muy propias, que denotan el alto grado de desarrollo artesanal y artístico de sus ejecutores.

Los Igneris y Sub–Taínos, aún dependían en gran medida de la caza, la pesca y la recolección.  Sin embargo en la fase Taína, técnicas de cultivo más avanzadas los llevaron a lograr una agricultura intensiva, evolucionando hacia la sofisticada organización social de carácter tribal que encontraron los Europeos en los finales del siglo XV.

sol


Capítulo  III – Anotaciones

Viñeta Decorativa:Motivo Taíno. Estilo Boca Chica:Arqueología Prehistórica de Santo Domingo, Marcio Veloz Maggiolo, Fundación de Crédito Educativo de la Rep. Dom., Santo Domingo, 1972, pág. 147.

Dibujos: Betsy Arvelo
Estilo Salaloide: Álbum Indios de Quisqueya.Manuel García Arévalo, Inc. Santo Domingo, 1982, pág. 3.
Estilo Ostionoide: Museo Arqueológico Regional Altos de Chavón. Altos de Chavón, La Romana, R. D.
Estilo Mellacoide: Marcio Veloz Maggiolo. Ibid; pág. 302
Estilo Chicoide: Marcio Veloz Maggiolo. Ibid, pág. 147.    

* Ver al respecto, Manuel García A., Museo Arqueológico Regional, Altos de Chavón, 1982, pág. 28, y Marcio Veloz M., Arqueología Prehistórica de Santo Domingo, 1972, pág. 309.